miércoles, 28 de enero de 2009

Tocamientos impuros

Dos entradas de esta semana, la de Malo Malísimo y la de Pantagruel, con esa imagen donada por Borrasca, ( la que preside la entrada) me han recordado cómo me inicié en los placeres de la carne.

Andaba yo en la EGB, en octavo, en un colegio de Badajoz, allá por el año 1976. Todos los viernes, desde sexto de EGB, nos confesábamos en la capilla del colegio. Sí, confesión previa a la comunión, que os creíais.

Tras la consabida lista de pecados de la semana, por otra parte típica de chavales de 12 a 14 años, a saber: desobedecer a los padres, reñir con los hermanos y hermanas, mentir un poquito por razones de subsistencia, dejar de hacer alguna de las tareas (fíjate que pecado) y decir algún taco a papá y a mamá, el cura confesor siempre preguntaba por lo mismo:

- ¿No realizas tocamientos impuros?.

Dos años con la pregunta, sí, dos años tardé en probar eso de los tocamientos (siempre he sido lento). Fue una explosión de placer, rápida, inesperada, desconocida, caliente, húmeda y placentera. A esa siguieron muchas más, ya esperadas, ya conocidas, ya ralentizadas, pero siempre debidas a las preguntas de esos curas exploradores del pecado, incluso allá donde la inocencia imperaba.

No tienen remedio.

34 comentarios:

Satine dijo...

ayssssss qué susto me he metióoooo....al ver la "afotito"...he pensado...tiene que ser un error!!!, jajajaja, pero luego he leído el texto y me he pegaó una jartá de reir impresionante!!!!menos mal que en mis tiempos hacíamos y deshaciamos sin remordimientos...siempre he pasado mucho de religiones y eso que mi madre le dio una temporadita por ser testigo de Jehová....besis

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Paco:

Cuidado con la curia, no sería que deseaba que le contaras "guarreridas" para cuando llegara la noche dar uso del manubrio en el catre.

Ese cura es sospechoso, preguntaré a la doña superintendentesa de la CAM si tiene ficha de él, seguro que ha sido objeto de seguimiento por parte de Mortadelo y Filemón.

Como exista "Expediente X" del mismo va directo al ascensor con Leoncia, la Mosca y Daimon.

Recibe un abrazote amigo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola de nuevo:

Se me olvidaba, la foto que ilustra el post es insuperable. Por cierto, he ido corriendo a ver la que tenía puesto Malo Malísimo y resulta que el culo que él tiene puesto es mas feo.

- Javier, que no era un culo, que se trataba de la portada de El Faro y se trataba del careto del señor frasco que iba al monte, esto es, del General Ísimo.

Recibe otro fuerte abrazote amigo.

Pantagruel dijo...

Las anécdotas de confesionario son innumerables, y dan cuenta de lo retorcido de las pobres mentes de aquellos curas. Despues de preguntar que si te tocabas, preguntaban que si con o sin "derrame", y que en qué pensabas mientras; si reconocías pensar en alguién se interesaban en saber si era soltera o casada, y así... Todo eso a los 10 o 12 años, porque más allá de eso ya era más dificl que te pillaran. La confesión era una herramienta de poder tremenda, y la han utilizado durante siglos -La Regenta cuenta bien eso, y quizás también La araña negra, aunque de esa me acuerdo menos-, y durante mucho tiempo fue seguramente uno de los mayores alicientes del sacerdocio, por su morbo. Creo que es un sacramento que está practicamente fuera de combate, incluso para muchos católicos practicantes.

Pantagruel dijo...

El Magistral de La Regenta, dentro de su maldad tenía cierta grandeza -provinciana, pero grandeza- en su ambición; me ha venido a la memoria El crimen del Padre Amaro, del portugués Eça de Queiros, donde la aventura del cura es mucho más sórdida; también es más sórdido el adulterio en su El primo Basilio. Recomiendo la lectura de estas novelas, que como es natural, estaban en "El índice", cuando "ellos" lo controlaban todo. Recuerdo que mi libro de literatura -ya al final del bachillerato- despachaba La Regenta y a su autor con un párrafo en letra pequeña.

Fernando dijo...

Pues yo estudié en un colegio de curas, tengo tu misma edad y te prometo que nadie me preguntó tal cosa. No niego lo que dices, por supuesto. Pero me quedo pensativo por la diferencia entre mis curas y los tuyos. ¿Por qué? ¿Tanta era la diferencia entre Badajoz y Bilbao en aquellos años? Ya sabes que los vascos siempre hemos cargado por el lado "catolicarra". A estas alturas lo que recuerdo es que aquellos mis curas eran mucho más progresistas que yo. Ellos queriendo inculcarme aires conciliares y yo viviendo en el pasado. Pantocrator y Cristo Rey. Debe ser que en la edad de la rebeldía somos lo contrario de aquello que quieren que seamos. Un abrazo a toda la cuadrilla.

chuly dijo...

LLevo media hora intentando ver los siete errores.Pero coño (perdón) no los veo.

Malo Malísimo dijo...

¿Ves, alma de cántaro lo que pasa?
¿Cómo se te ocurre semejante felonía? Exponer al público esa parte de la anatonía femenina donde la espalda pierde su casto nombre, y más aún con semejante vestido ¡y sin ropa interior! Claro, claro y ahora a realizar actos impuros...¡¡¡Pecador!!!
Arrepienteté ahora mismo, pide perdón, so sinvergüenza. Sólo en la niñez... Y en la madurez, ¡que tienes la mente sucia!
PD.- ¿Te salieron muchos granitos?
¿Se te secó la médula?

Pantagruel dijo...

Fernando, lo que cuento corresponde más a los curas seculares que a los curas del colegio, que tenían otro estilo y otras debilidades; por cierto que muchos eran vascos -Arrizabalaga, Goicoechea, Ilundain..., y seguramente llevaban mal aquel destierro en lejanas tierras extremeñas, tan distantes de Loyola, cuna de su vocación. Y desde luego, como ya he comentado en otros sitios, si hoy soy librepensador probablemente se debe, al menos en parte, a que, de una forma u otra, en mi infancia y adolescencia me enseñaron a librepensar; nada que ver con Rouco.

Borrasca dijo...

Paco yo también le atribuyo mis tocamientos impuros a los curas, por suerte mal de muchos... jajajajajaja

Besos borrascosos

feluky dijo...

Que buen tema, mi recuerdo mas gracioso sobre el confesionario, que tambien nos preguntagan lo mismo, es que acudiamos a confesarnos a la iglesia de Santo Domingo, hoy cerrada al culto, porque habia un cura un poco sordo, y nos enterabamos de los pecados de las beatas mientras esperabamos turno.
Pero ni siquiera tenian pacados interesantes, nada mas alla de malos pensamientos.

Fernando dijo...

Pues no sé como llevaban ellos su destierro,... pero yo lo llevo con sumo placer, con la felicidad que el sol extremeño da a mis huesos.

rosdelcar dijo...

Jo Paco, que buena foto, yo nunca me pondría ese vestido, pero si sabes alguna cosa que pueda hacer la Ciencia para tener un culo como ese, dimelo porfa.
que los años van jugando en mi contra, pa que te hagas una idea de los años que tengo, mi colegio era sólo de chicas, con monjas, con el mes de mayo y la Virgen, y tan panfilas que no teniamos ni pensamientos impuros.

Como me gusto venir a saludarte, mil besos compañero.

ID dijo...

Jeje, lo difícil es conseguir la CURVA, o sea, esa cintura para ese culo...

Y a ver si somos menos frívolos, que justo antes hay una entrada de contenido político casi desierta.

¡Menuda peña!

ID dijo...

Bueno, pondré yo también mi granito al montón.

Felix qui potuit rerum cognoscere causas.

Eso, que en fin, yo fui más lento que tú si te sirve de consuelo, y no por falta de ganas.

Paco Centeno dijo...

Os digo como ID , que antes de este comentario hay otro del mismo día y ni lo miráis. Se os ve el plumero.

Hitos dijo...

Cuando iba a confesarme utilizaba la frase "Me arrepiento de todos los pecados cometidos desde la última confesión" y valía. Hasta que llegó uno que me dijo "Muy bien, pero especifíca si quieres que te absuelva".

Joe, que culo tiene Borrasca, que envidia

Malo Malísimo dijo...

Un Momento, un momento, un poquito de por favor, que algunos hemos comentado en el tema político previamente.¿ A ver qué que va a ser esto? Que algunos, aunque cabrones, "semos" serios.
"¡mardita mosca cojonera"! ¡"como coja er zotá se va'enterá!

Pantagruel dijo...

No creeis que ese culo -por cierto, cedido por Borrasca, pero nunca dijo que fuera el suyo- está algo siliconao?

ID dijo...

El culo, bueh, eso, siliconado, peor, en foto, pues vaya, menuda bobada, y no se ve el resto... (brfsssfrss).

(Díjole la zorra a las uvas.)

Malo Malísimo dijo...

Silicona... la madre naturaleza que fue muy generosa.

Pantagruel dijo...

No os ha pasao nunca yendo por la calle, adelantar a una persona del sexo deseado con formas traseras apetecibles y volver la mirada para verle la cara... lo tranquilizador que resulta que sea fea...? Es lo de la zorra y las uvas que dice ID.

Borrasca dijo...

Panta cuando te toque adelantarme a mí... CONVULSIONARÁS; porque además de bonita, tengo una delantera aún mejor!!!!!!!

Así que conmigo no hay nada tranquilizador, todo lo contrario, se me olvidaba que eres sacerdote laico, contigo no hay problema ni corres peligro...

Besos borrascosos

PD: Lo mío todo es natural, nada de silicona

Pantagruel dijo...

Borrasca, te digo aquí lo que te he dicho en mi blog: que estoy a punto de colgar los hábitos :-)

Likuid dijo...

Nunca me había parado a pensarlo. Siempre preguntaban por eso, es cierto... qué cosas...

sebastian(elcurrante) dijo...

¡Uf! mammamía, media hora de reloj viendo la fotito, parece mentira que algo aparentemente tan simple pueda tener tanto poder de atracción. Cuántos recuerdos, cuánto hace soñar, imaginar... Cuánto remueve. ¡Qué poder! ¡Qué belleza! ¡Qué manera de vislumbrar el éxtasis!
Bueno, ejem, a lo que iba Paco, a mi también me confesaban casi todos los días y las preguntas recurrentes eran:
¿Has tenido pensamientos impuros?
¿Has tenido tocamientos en tus partes?
¿Has tenido tocamentos con una chica?
Era la obsesión primera, parecía que los únicos pecados posibles eran sexuales.
Y fíjate, fracasaron, soy un "pecadol de la pradera"

Un saludo y un abrazo

sebastian(elcurrante) dijo...

Tienen la batalla perdida, ¿cómo se puede hacer creer a alguien que algo tan bello pueda ser malo, pecaminoso?. Imposible ver el demonio en semejante... belleza.

sebastian(elcurrante) dijo...

Te aseguro una cosa,Paco. Si los curas me hubiesen dicho Dios existe, y acto seguido me enseñan una foto como esta, creo a pies juntilla, pues algo así sólo puede ser obra de un Ser Superior.
O sea, que no escondan la prueba de que existe Dios, que la muestren, que la muestren, que disfrutemos de su creación.

Francisco J. Moral dijo...

Amigo Paco:

¡Con la iglesia has topado! En nuestra época, siempre teníamos su espada de Damocles sobre nuestras cabezas. Yo estuve en un colegio religioso en Córdoba (conocido popularmente como los trinitarios), donde no había chicas. Hasta el antiguo BUP, no compartimos las aulas, ya en un centro público (llámado "Blas Infante", padre de la patria andaluza). Por tanto, en la edad donde la mente y el cuerpo te pide marcha, íbamos totalmente a pelo, a tocar lo que se pudiera..., pero con los necios recuerdos imbuidos por la iglesia.
Menos mal que hoy en día la cosa ha cambiado. Por supuesto, respeto a los católicos. Sé que en nuestro partido hay personas de peso manifiestamente católicos, pero siempre he pensado que muchos de sus planteamientos son incompatibles. ¡Pero esto es cuestión de otra entrada, para debatirlo!
Por cierto, nos has tenido éxito con la anterior entrada. ¡Cómo se te ocurre ponerla antes que esta!
Un abrazo.

xhandra dijo...

Jajaja, muy bueno.

Pedro Centeno dijo...

Si es que estos curas son unos obsesos sexuales, coño. Todo el día preguntando por los tocamientos, conmo el Cassen de "Amanece que no es poco". Así tienen a la clientela, cansada y harta de ellos.

Ricardo dijo...

Veo que os falta otra generación, pues había un tiempo que preguntaban ¿y cuántas veces?.
Los únicos sitios donde podíamos pecar con el pensamiento era en los bailes públicos y rozando una mano -en mi caso del sexo contrario-, para que veais la mente tan calenturienta que teníamos. Ver una rodilla era la releche y podía llegar a ser casi causa de excomunión. No te quejes Paco que en tu época os dejaban miraros a los ojos. Un abrazo.

Paco Centeno dijo...

Qué razón tienes Ricardo. Lo hemos tenido más fácil. Vosotros tuvisteis que tirar de ingenio.
A propósito, felicidades. Ya sabes.

Ricardo dijo...

Amigo Paco, muchas gracias. Cuando cumpla algún otro más estaás en la Concejalía de Educación, suponiendo que los que están ahora sepan algo de ella. Un abrazo y reitero las gracias. Me voy de cumple con toa la familia.