viernes, 10 de abril de 2009

Amarillo y violeta

Ha sido un día de primavera muy extraño. La mañana nos recibía con frío y lluvia, que se acrecentaba cuando llegamos a la entrada del valle del Jerte.


Los cerezos no estaban en flor, pero recorrimos el valle hasta Tornavacas, que nos regaló con una impresionante nevada que grabamos desde el mirador.


Mi hija pequeña estaba alborozada, era la primera vez que veía nevar. Pero repitió la experiencia, nos volvió a nevar en Piornal mientras nos pasamos a la Vera.



Los dos valles ya no tenían el blanco de la flor del cerezo. En su lugar se habían vestido con el amarillo de la retama de olor y el violeta de la lavanda. Un espectáculo digno de ver.

PD. La carretera de bajada de Piornal a Garganta la Olla sigue igual. Un arreglito no le vendría nada mal.


17 comentarios:

Ruth dijo...

Pero vamos a ver, sino lo leo no me lo creo, que has pasado por Jaraíz y no me has dado un toque para que te invitara a ti y a tu familia a un café. Ya te vale ¿eh?

Paco Centeno dijo...

Ruth, después de Yuste tiramos de vuelta parando sólo en Cáceres. Además, íbamos todos. En otra ocasión que sé que lo dices de corazón.

Borrasca dijo...

Muy bonito el paisaje, un paseo de lujo...

Besos borrascosos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Paco:

Mañana subo yo de Plasencia a Cabezuela del Valle a ver al Judas, que como todos los Judas, termina el pobre mal parado; en concreto lo queman, previamente, se le pasea por todo el pueblo a lomos de un burro.

En YouTube se pueden ver algunas imágenes poniendo Judas en Cabezuela del Valle.

Recibe un fuerte abrazote amigo.

Salondesol dijo...

El campo está de un
lila que se sale...

Un abrazo.
Helena.

Hitos dijo...

¿Lavanda? ¿no será cantueso? ya sé. ya sé... siempre estoy tocando las ... narices.

Pantagruel dijo...

Eso quedaría igual de bonito, y mucho más productivo si colocasen ahí una... bueno, me callo que es sabado santo.

Novicia Dalila dijo...

Me ha encantado, Paco. Ha sido casi como rebobinar unos días...
Mijefe si estuvo en el Jerte hace un par de semanas justo cuando estaban los cerezos en flor. Pero no supo apreciarlo. Esas cosas no le conmueven.... Él se lo pierde, desde luego.

Rosario dijo...

Me alegro que lo pasarais bien, las fotos preciosas, y disfrutar de los hijos es algo maravilloso
Besos Rosario

Pedro Centeno dijo...

Qué envidia, hermano...seguro que las niñas lo pasaron de muerte.

Viv. dijo...

Posiblemente me atrajo el violeta y ese aire a lavanda; hacia este otoño austral que debuta en atípicos treinta grados, llegó la frescura de esas imágenes que parecen de ensueño. Un gusto "descubrirte."

Paco Centeno dijo...

¡Hitos, el biólogo soy yo!. Pero no sé si tienes tú razón. Verás, soy de biólogo "de bata" y no "de bota", por lo que sin mi guía de clasificación no soy nadie. Un beso

Viv., bienvenida, pasa y siéntate. Vosotros también tenéis parajes envidiables que debería visitar. Un abrazo

feluky dijo...

Que pena que no empezaras por el valle del Ambroz, acercándote a Hervas pasando por el barrio judío, llegando a mi casa en ese barrio, comiendo con los amigos unas patatas con bacalao hechas en la lumbre de leña, en un caldero de hierro sobre unas trébedes. Además de comer, nos podríamos haber tomado un poco de aguardiente y habríamos hablado del Gobierno, del nuevo de ZP y del de Guillermo, y habríamos decidido los que debe de cambiar y los que no, les habríamos encontrado sustitutos a todos ellos, y seguro que habríamos dejado Extremadura medio arreglada hasta otra buena comida.
Abrazos.

Paco Centeno dijo...

Tengo una deuda con Hervás y su judería, le debo una visita. Te aviso y vemos como solventarla. Oye, el bacalao es una de mis debilidades, pero no se lo digas a nadie.
Un abrazo

Fernando dijo...

¡Qué bien suena eso, Feluky!

Vero dijo...

Eso sí es una maravilla.

Qué suerte... :)

Besos.

David Santos Holguín dijo...

jajajja. Resulta que los interesados de este artículo no se han enterado :)