sábado, 11 de octubre de 2008

El nacimiento de un monstruo

Leemos lo que está ocurriendo en la elección de delegados para el X Congreso Regional del PP y no nos extraña, el discípulo aprende del maestro.

Sí, el Sr. Monago creció a la sombra del Sr. Celdrán en el ayuntamiento de Badajoz, dónde comprobó que la esencia de la democracia es no dar la palabra a la oposición, dónde comprobó que el escarnio y la mofa sirven de argumentos en la política municipal, y sólo os avanzo los más recientes ejemplos.

Esos valores, transmitidos con el ejemplo durante más de 12 años, desde el Sr. Celdrán a el Sr. Monago (lento en el aprendizaje, en todo caso), están dando sus frutos. Bien ha aprendido que todo vale con tal de ganar y con tal de que se cumplan las órdenes de Génova.

Esto sí que es la cara del nuevo PP, la cara, el ejemplo, los métodos y las formas del futuro nuevo PP extremeño. Eso sí, el actual Presidente Regional del PP permanece callado ante tamaño despropósito, que él ya está colocado en Madrid y poco le importa lo demás, como desde siempre.

Saludos

PD: Os recomiendo el blog de "Por la recuperación de la memoria histórica". Ilustrativo y nos ayudará a formarnos mejor conociendo nuestro pasado.

7 comentarios:

Satine dijo...

madre mía, la que tienen preparada estos señores....no se molestan ni en disimular...ale descaradamente, el poder es lo que tiene, es un caramelito que apetece demasiado a estos personajillos...

Malo Malísimo dijo...

¿De qué se extraña el personal?
Fabra hace y deshace a su antojo, por encima del bien y del mal. Han tenido que perder las elecciones en Las Baleares para enterarnos de sus chanchullos varios. En Madrid perdieron hace tiempo la Esperanza de tener un gobierno siquiera medio decente. En Castilla Léon se saltan a la torera las leyes de protección a la naturaleza y paisajísticas, en... Pero si con los votos ya tienen experiencia, Mala meroria tiene el personal si olvidó los votos de los emigrantes en Ibiza y en Galicia. ¡¡¡Cada quien es cada cual y trampea como puede!!! . Y digo Yo, ¿si eso se lo hacen entre ellos, si pudiesen que no nos harían a los demás?

Vevi dijo...

Para algunas/os EN POLÍTICA TODO VALE, esto me lo han dicho ya dos conocidos del pp en mi pueblo, y está claro esa es la lección primera que aprenden los "pperos", todo vale con tal de ganar y a costa de quién sea.

Por eso algunas/os estamos donde estamos haciendo valor y acopio de nuestra ética personal y profesional.

Un abrazo, Nieves.

joaquin dijo...

Paco, lo preocupante es que la ciudadanía ya no se asombra ante este tipo de comportamientos de la derecha, es como si lo tuviesen asumidos. Es cierto que aquí en Extremadura no van a ganar, pero me que me dices en la Comunidad Valenciana con Fabra, al que hace referencia Malo, o aquí en Badajoz con lo que le ha llovido a Celdrán y a Cristina Herrera. Por tanto, nos queda mucho pedagogía por hacer para convencer a la ciudadanía y para convencerlos con trabajo, honradez y con humildad. Nosotros tenemos que ser como la mujer del César, que a parte de serlo debemos parecerlo y exigir este mismo comportamiento a los políticos de derecha.

Cambiando de tercio el viernes me escape a Madrid a ver a los Secretos (están muy cascados), pero el resto Sabina, Ríos, Amaral... ¡genial¡.

Jose Vicente de Pescueza dijo...

Paco, os queda trabajo para que personas como la que describes, no esten controlando a hombres y mujeres.
Mucho ánimo y buen trabajo

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Paco:

Hay que mandar al monstruo a la caverna, el ayuntamiento no es un parque zoológico ni un parque temático donde mostrar dinosaurios cuyo lugar está fuera de esta/nuestra historia. Celdrán y Monago deben recibir su merecido, pasar a la marginalidad institucional. Sus propuestas no merecen otra consideración que el extraparlamentarismo.

Recibe un abrazote amigo.

Paco Centeno dijo...

Esto es a lo que nos enfrentamos y nos va a costar. Pero ya hemos dado los primeros pasos y hemos empezado por la casa, que falta le hacía.
Ahora, y como dice Joaquín, hay que hacer pedagogía, trabajar y ser como la mujer del Cesar. Y yo añado que tenemos que ilusionarnos e ilusionar.
Saludos