sábado, 1 de mayo de 2010

Los talibanes de siempre

Visto el jueves 29 de abril de 2010 en la concatedral de Cáceres. Sí, en el 2010 ésta es la forma en la que la curia católica entiende la libertad. Claro que luego no se privan de criticar a los que exigen un velo para la entrada en otro recinto que otros también consideran sagrado. Sólo deseo que los católicos del mundo se revelen. Por eso es sólo un deseo.


PD: seguiré en modo pausa pero regresando poco a poco a mi actividad. Mi buena noticia progresa adecuadamente (PA)

12 comentarios:

Juan Luis Corcobado Cartes dijo...

¡¡¡¡ Acongojante !!!! Tomo la imagen, con tu permiso, para ponerla en Facebook. ¡Serán retorcidos!

Novicia Dalila dijo...

Y ellos a lo suyo.... Mira que tienen razones y pruebas más que evidentes de que necesitan mirar para adentro y hacer un ejercicio de autocrítica enorme... Pues no, siguen dando clases de moral absurda.
El pecado sigue estando más arriba del ombligo, por mucho que ellos se empeñen en localizarlo por debajo.

Me alegra tu regreso, Paco, aunque sea intermitente...

ID dijo...

Paco, por favor, confirma solemnemente que no está sacado de contexto o que no es una inciativa particular de un grupúsculo de esa iglesia, porque la verdad, esos flipan los cinco sentidos.

¿A quién van a convencer con esas reglas, si toda la gente, hasta las abuelas venerables llevan faldas cortas, escotes amplios, transparencias y los brazos descubiertos? ¿No estará sólo dirigido a monjas y adláteres?

Y ya estamos ansiosos por saber qué es lo que hay de lo tuyo...

María dijo...

Hola PACO,

¡¡Qué alegría saber de ti, aunque sea por este notición!! ;-)

Yo como ID, no me puedo creer que esto que cuelgas sea del año 2.010...

¿Qué pretenden, dar empleo a uno a la puerta de la catedral que venda mantitas para ir a misa tapadas?

Bueno, no sé de que me admiro, el año pasado en Cádiz, se me acercó el sacristán o no sé quien era en una iglesia y me dijo que por favor me pusiera una chaqueta, porque llevaba la espalda al aire...

La siguiente pienso ir en biquini, lo juro jajaja y como me echarán seguro, a lo mejor, ni vuelvo.

Eso es lo que van a conseguir, quedarse solos,
bueno, más de lo que ya están...


Encantada de saber de ti.

Me alegro que lo que sea, PA.


Muchos besos PACO

Malo Malísimo dijo...

Solución: Los Capamos a todos, Papa incluido, y asunto arreglado.

Gracias por tu pronta respuesta, estoy esperando la opinión de tu hermano y de jlrz...por ahora como puedes ver, no lo he colgado.

Alfonso Vázquez dijo...

Siguen viviendo fuera de lugar, no se dan cuenta de que los tiempos cambian.

Por eso cuando dicen que cuanto odio perjuramos hacia la iglesia, me enrabietan ¿odio? no, odio no, si no hace falta que os odien, vosotros solitos sois los causantes de vuestra desgracia y de vuestra decadencia

Ricardo dijo...

Amigo Paco, vivir para ver. No debías ni pasar cerca de lugares de culto. Un abrazo.

Cilo M. dijo...

no se como se pueden quedar tan tranquilos, y no se cómo esto no es denunciable... un saludo! YA SOY SEGUIDOR

SOL dijo...

No olvidemos el SABER ESTAR, no digo que tengamos que ser borregos, pero todos nos "componemos" para asistir a cualquier acto público, pues la iglesia es un lugar público.

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Pero yo supongo que Paco lo que pone aquí tiene más alcance que el mero texto hallado, que el mero hallazgo incluso, en la puerta de un templo instruyendo sobre el modo de acceder.
Quiero decir, siguiendo con la idea que inicia el comentario anterior, que supongo que Paco no cuestiona que la Iglesia establezca las normas que tenga por conveniente para entrar en sus templos, sino que tanto por el lenguaje como por la pretensión "externa" a la religioso del mensaje no comparte esa cosmovisión.
Pero es que este debate es mucho más arduo y no puede ventilarse de esta manera, me parece a mí.
Y no puede ser entre creyentes y no creyentes sobre sus respectivas posiciones. Tendrá que ser sobre qué sea un Estado laico y qué no.

Temujin dijo...

El miércoles es el día de la Esclerosis Múltiple.
Cuando veais a unas personas con huchas, dejadles un poco de lo que os sobra. Un poco de todos es un mucho para unos pocos. Se lo merecen, nos lo merecemos (nos haremos mejores)

Zachary dijo...

¡Saludos, Paco!
Verá, el motivo por el que escribo este comentario es porque soy católico. Y, la verdad, no me voy a revelar. El caso es que, al menos yo, respeto los recintos que cada religión consideran sagrados: si en la iglesia no puedo ir vestido con ropa de mangas cortas, no iré, si para entrar en una mezquita debo descalzarme, lo haré sin protestar. En el caso del velo de las niñas musulmanas, a mí me da igual, forma parte de su religión, y si así cumplen con su religión, mejor. Para mí es algo parecido a que el cristiano llevase la cruz colgada del cuello. El problema es que lo llevan en lugares donde no está permitido llevar objeto alguno en la cabeza: ni gorra, ni velo, ni capucha...Un caso sería un instituto.

Por otro lado, me duele que una persona inteligente como usted diga que no nos privamos de criticar a los que exigen un velo para la entrada en otro recinto que otros también consideran sagrado. Respecto a ésto, eso es como en todo (y cuando digo en todo, en todas las formas de ideologías): cinco o seis fanáticos entre miles que hacen mucho ruido.
Y no olvidemos que la única manera de entender la libertad que tiene la "curia católica" en el 2010(en otras iglesias cristianas pasa lo de la prenda, no sólo en la católica) es prohibiendo, y lo de "Los talibanes de siempre".

Sólo deseo que lo entienda.Pero...es solo un deseo, y éstos solo se cumplen en los sueños.

Saludos de: Zachary.