miércoles, 16 de marzo de 2011

Mayoría de edad


Hoy es un día especial, mi hija mayor llega a su mayoría de edad legal. Lo es para ella, lo es para nosotros, y lo es por alcanzar la mayoría de edad.

Viniendo a Cáceres me ha dado por pensar (en el coche y solo, tras casi 18 años haciendo el mismo camino, uno piensa mientras conduce) en qué significa para mi pequeña familia que mi hija mayor alcance la mayoría de edad legal, porque para ella está claro qué significa y las leyes lo marcan, pero ¿y para nosotros?

Los que tengáis hijos sabéis que tenemos y queremos mantener un cordón umbilical con ellos tras su nacimiento, de manera que nos gusta (y resalto eso de que nos gusta) que nuestros hijos sigan teniéndonos en cuenta y que, de alguna manera, sigan dependiendo de nosotros. Y esto no es natural: todas las especies tienen su programa de emancipación para su progenie como garantía de expansión y supervivenvia, y nosotros, la especie humana, tan llena de algunos sentimientos, no deseamos que así sea. Confieso que para mí es así, y es un sentimiento egoísta que a nuestros hijos en nada beneficia, pero que a nosotros, como padres, nos llena, llena una parte de nuestras vidas centradas en ellos, los hijos, la progenie.

Por eso, quizás, llevo un par de años preparando el terreno, y ante la madurez que ella va adquiriendo (confieso mi orgullo ante esta evolución) soy padre a demanda, sólo cuando ella me lo requiere, y confieso que me cuesta porque veo que cada vez es más independiente, más capaz en sus acertadas decisiones.

Qué duro es ser padre, qué bonita la mayoría de edad. Sé responsable, que sé que lo serás. Y para cuando lo requieras, aquí estoy.

PD: será la primera vez en que podrá ejercer su derecho al voto y yo, su padre, seré elegible. ¿Me votará? No lo sabré ni se lo preguntaré.

12 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Es lo más difícil que te toca hacer en esta vida... En casi todo lo demás ¿que te equivocas? Pues bueno, ya lo arreglaré, ya lo solucionará quien esté más capacitado, ya se enmendará solo (que tb puede pasar)o se diluirá... Pero lo de ser padres es muy complicado, te da más quebraderos de cabeza que cualquier otra cosa pero muy gratificante a la vez.
Es difícil saber ir soltando cuerda en el momento justo y la longitud justa. Sin pasarse, sin quedarse corto.... Dejarles la libertad justa para que no se sientan oprimidos ni abandonados, con lo sensibles que son desde la pubertad hasta la adolescencia alta.
Intentar que se desarrollen como personas independientes y autónomas, tanto de pensamiento como físicamente, y no decepcionarles, no coartarles, no dejarles de la mano de dios... Es muy muy complicado todo eso.
Así que si tu niña, con 18 años, ha madurado correctamente, si es mayor de edad en todos los sentidos, puedes ponerte un medallón del 15, porque no creas que todos lo consiguen, ni siquiera empleándose a fondo.

Felicidades a ambos.

Este regalito para ella.... .... Y este para ti, para que limpies las babas, que nos vamos a matar¡¡¡¡

Novicia Dalila dijo...

ESTE es el tuyo.... No sé que ha pasado antes...

María dijo...

Felicidades para tu hija y para ti, porque es cierto que se te ve más que orgulloso y satisfecho de ella. Me alegro mucho, está visto que del tal palo, tal astilla.

Te diré que para mi, cumplir los 18, fue poco menos que traumático, suponía cruzar la línea que me incluía en el mundo de unos adultos, al que por extraño que parezca, nunca quise pertenecer, estaba yo muy feliz siendo una niña...Después ya vi, que la cosa no era para tanto, hay mucho adulto bastante más irresponsable que los niños.

La dependencia de los hijos es algo que a veces sin querer, potenciamos por exceso de protección. Es difícil, encontrar el equilibrio, yo tiendo a ser bastante mamá gallina y lo cierto es que me encanta ver que se las apañan solos e incluso pudiendo tener ayuda, prefieren valerse y probarse ellos mimos. Quizá sea lo más gratificante de verles crecer.

Supongo que lo que tú haces de a demanda, es lo ideal, yo lo intento, pero me cuesta. A veces me sorprendo sometiéndoles al tercer grado, no porque quiera meterme en sus cosas, si no porque me gusta saber de sus vidas, yo hablo muchísimo con ellos, por que me gusta y por si me necesitan, pero me doy cuenta, que toca retirada. Aun sabiendo, hay terrenos donde ni puedes meterte, ni ayudar. Es cierto... ¡¡qué difícil es ser padre!! yo creo que lo más difícil del mundo.

En fin, muuuchos besos y muchas felicidades para ambos.

PD
Por cierto, también muchas felicidades por lo de ser electo y sobre todo muchísima suerte, eso también es bien difícil en los tiempos que corren y...gracias otra vez, por abrirme la puerta:-)

Ricardo dijo...

Paco, mi mas cordial enhorabuena, primero, a esa hija que seguro te votará y segundo a tí porque se te ve como si los cumplieras tú. Por tu forma de ser seguro que el paso del tiempo no afectará a esa unión que nos resulta difícil que se pueda romper algún día. Mi experiencia; el mayor, padre ya, se fue ayer a Brasil por cuestiones de su trabajo -semana aproximadamente- y todos los días llamará a su madre o a mí. Estando en Madrid y viviendo cerca, llama todos los días. Mis hijas "casi" igual en las llamadas.
Piensa sólo en la escuela que tienen contigo y tu comportamiento con sus abuelos.
Un beso para tu hija y un abrazo para mi amigo.

Malo Malísimo dijo...

La mía también vota este año por primera vez. Bueno puede votar...

María dijo...

Aún recuerdo cuando tenía los 17 años, las ganas que tenía de cumplir los 18 ¿y para qué? quizá con esa edad me sintiera más "mayor", no lo sé, el caso, es que a mí me sirvió de poco jajaja porque aún a mis cuarenta y tantos años sigo manteniendo el cordón umbilical con mi madre, para ella seguiré siendo su "niña" jajaja.

Me imagino que con mi hija haré lo mismo, aún la quedan bastantes años para esa edad, pero creo que siempre será "mi niña".

Felicidades para tu hija.

Saludos.

Temujin dijo...

Bueno, yo tengo tres y la verdad es que no se lo que pasará ese dia, sinceramente creo que las personas no cambian de un dia para otro, aunque las responsabilidades si. No se...

Nerea_Knopfler dijo...

Muchas gracias por dedicarme un pedacito de tu blog y por esa manera tan curiosa de felicitarme. Utilizaré mi mayoría de edad de la mejor manera que sepa, como me habéis enseñado en casa, e intentando no defraudaros, que aunque te suene a chiste, para mí es importante.

Lo cierto es que me siento realmente orgullosa de la educación que he recibido y por lo tanto, de vosotros. No debe ser fácil ejercer de padre y comprendo que lo estáis haciendo lo mejor que podéis y sabéis, que no es poco.

Muchas veces lo he comparado con la educación que han recibido otros chicos de mi edad y creo que podéis sentiros holgadamente orgullosos de vosotros mismos. El problema es que soy la primera y que es más fácil meter la pata conmigo. :)

Creo tener claro qué debo hacer, pero no es fácil llevarlo a cabo. En ocasiones no es que demuestre mucha madurez y no debéis culparos, ya que la culpa no es vuestra, es mía, que siempre queda algo de mi carácter propio y de mi egoísmo. :) Lo siento papá, pero tengo 18 años y me siento todavía una niña. Me da miedo crecer más de lo necesario.

Gracias por ofrecerme tu ayuda, recurriré a ella cada vez que lo necesite como he estado haciendo hasta ahora, y no te preocupes, que yo siempre voy a necesitarte de un modo u otro, ya lo verás.

Un besote y espero pasarme un poco más a menudo por tu blog, que para mí es prácticamente desconocido. ^^

P.D.: Muchas gracias a vosotros por las felicitaciones y deciros que Paco es el mejor padre que tengo. :P En cuanto al voto, recuerda que es secreto. Te dejo con la duda.

Encarna rabanal dijo...

Felicidades a tu hija y a tí porque siendo como eres, seguro que la "niña" será como papá.
Seguro que te vota ¿cómo no va a hacerlo?
Un abrazo

ID dijo...

Chico, yo ya tengo dos promocionados y una tercera en camino, la costumbre con su mala manía de banalizarlo todo...

Por mi parte te puedo decir que estoy la mar de satisfecho y, por lo que creo ver, ellos también.

(Knofler, felicidades)

María dijo...

No sé a tu padre, NEREA,
a mi desde luego me has dejado impresionada con tu "carta" y además tienes apellido de guitarrista ¡¡qué tía!!

Está claro que CENTENO/KNOFLER debe ser una combinación mágica, a la vista de lo que se ve:-)

ENHORABUENA A LOS DOS... el felicidades a veces se queda cortito.



Un beso.

Hitos dijo...

A mi me escribe una carta así mi hijo y me... y me... y me... ¿es por ser mujer? joder Paco, que suerte tienes.

Bueno Nerea, aprovéchate todo lo que puedas de ser niña, no hay prisas. No temas equivocarte que siempre se puede rectificar. No reniegues de tener carácter, las que no tenemos mucho nos equivocamos más.

Hay que ver que valiente soy en casa ajena ¿verdad? seguro que estáis pensando ¿le dirá lo mismo a los suyos?

Ea, no mareo más, Felicidades