sábado, 14 de marzo de 2009

Basuras

Somos una civilización que genera una gran cantidad de desechos, tan elevada que estamos convirtiendo nuestro hábitat, la Tierra, en un estercolero. Las perspectivas no son muy halagüeñas, ya que el espacio para almacenarlos es finito, tiene límites muy concretos, los de nuestro planeta. Por ello se propone que los desechos que generemos sean reciclables, de hecho, lo mejor es que sean reutilizables, como los bricks, el vidrio o las latas. O que los desechos orgánicos se utilicen como biomasa para la generación de energía, evitándose así los enormes estercoleros altamente contaminantes y que se convierten en micro hábitat para ratas, cucarachas y demás carroñeros. Y en esta misma línea, está altamente desaconsejado el uso de materiales no biodegradables y de alta vida media, como los plásticos o algunos componentes de pilas y baterías, o los residuos radiactivos de plutonio o tritio. En definitiva, necesitamos hacer un gran esfuerzo de educación, información y comunicación para disminuir la cantidad y el tipo de desechos que generamos, algo que pasa por la concienciación en el reciclaje, el aumento en la recogida selectiva de estos desechos y en su reutilización tantas veces como sea posible.


Están surgiendo nuevas basuras, una de ellas se está generando a más de 30,000 Km de la Tierra en forma de satélites espaciales que giran alrededor de nuestro planeta casi sin descanso, y a la misma velocidad de giro. Esta basura espacial no es demasiado preocupante, ya que van equipadas con pequeñas cápsulas propulsoras que se encienden cuando dejan de ser útiles y que les impulsan hacia el espacio, dónde esta basura queda "diluida" en el infinito espacio exterior. Por tanto, no son consideradas como problema, a no ser que alguno de estos satélites caiga sobre la cabeza de algún extraterrestre en su planeta a 400 años luz de los que lo generamos. Más problema dan los numerosos satélites de comunicación situados a poco más de 300 Km sobre nuestras cabezas, en un espacio más reducido y sobresaturado (tanto que ya chocan entre si) y que no pueden escapar a la atracción de la Tierra, por lo que terminan por caer sobre nosotros con toda su basura de "materiales desconocidos".


Otras basuras se ocultan y se esconden en el olvido de todos para que no las veamos y neguemos así su existencia, pero que persisten obstinadamente por su insoportable hedor y nauseabundo rastro, como los últimos casos de corrupción en las comunidades de Madrid y Valencia.






Y otros se empeñan en emponzoñar el ambiente dejando que sus bocas dejen salir las basuras que habitan en sus interiores putrefactos, como el caso del Sr. Celdrán, que pese a la excelente honestidad que aprendió de sus padres (según él mismo nos ilustra), no deja de expresarse con un lenguaje soez, propio de un déspota sin el menor respeto por los ciudadanos a los que representa.


Demasiadas basuras juntas, aunque para todas tendremos que buscar remedio, porque lo no es solución es dejarlas que se descompongan a su ritmo. Quizás sólo nos quede proyectarlas al espacio para que se diluyan en el olvido que el infinito espacio vacío da.

9 comentarios:

Satine dijo...

Querido, admirado, e idolatrado amigo y compañero:

Quería puntualizar el contexto de la foto enigma de mi blog...es una foto de una persona se hizo en los años 70...y es alguién que conoces personalmente...el kit del asunto es que yo no había nacido todavía, así que la que sería demasiado jovencita para el yogurcín de la foto sería yo...que no estaba ni en proyecto...jejejejeje :)

Magnífico post...estoy muy cansada, mañana reflexiono sóbre él...muchos besazos y más besazos compañero...muaksssssss

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Bueno claro, la palabra basura es sólo una cáscara metodológica. Como concepto, la basura admite una amplitud, lo diré literariamente, absolutamente relativa... a quien la utiliza. De todo lo que aparece aquí iba a decir que me quedo con la vertiente "ocultar la basura", pero no (porque en realidad es lógico, coherente), me quedo con que la basura, mucho a mucho, está ya siendo un problema sobre todo cuantitativo.

Borrasca dijo...

Hay una canción que dice:
"soy basurita,
soy basurita
que arrastra
el viento..."

Pero las últimas que nombras, no se pueden dejar pasar tan olímpicamente como ellos quisieran...

Besos borrascosos

Malo Malísimo dijo...

¿Ande adas joío?
si está disponible y en línea llámame hoy y hablamos de lo de Pescueza.
Hablando de basuras varias ahora msmo tengo delante demi unos diez k. pero de la buena ehhh, pura materia orgánica, ando arreglando el jardín, escuchando a Quilapayún y a Violeta Para por aquello de que hierva la sangre de cuando en cuando. Y de la otra basura, va saliendo, poco a poco, los comentarios incluso los de ellos,van cambiando, ya no se muestran tan seguros y el Señor Aznar, callado y con cara de mala leche. Va bien, va bien, cuanto más se revuelva más fuerte será el hedor y más de uno habrá que no lo soporte.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Paco:

Hay que reciclar todas las basuras que citas, todas sin excepción.

Sobre todo la que se genera desde el Ayuntamiento de Badajoz.

Por cierto, sigue el Ayuntamiento de Badajoz, con esa práctica que denunció nuestro Javier Figueiredo en su blog en relación al servicio de recogida de basuras: "Tras vaciar varios contenedores verdes se dirigen a uno amarillo, que estaba totalmente lleno de plástico. Sólo me dio tiempo a coger el móvil y grabar (con comentarios irónicos) cómo se ríen desde el Ayuntamiento de Badajoz de los ciudadanos que separamos las basuras en nuestras casas".

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Malo Malísimo dijo...

Javier pero aún no te has enterado de que los ciudadanos de Badajoz somos uns guarros (de voca del Concejal de limpieza) y del reciclaje mejor no hablar.

Francisco J. Moral dijo...

Estimado Paco y demás amigos:

La basura es un problema global, siendo propio de sociedades avanzadas un tratamiento integral con el fin de reducir su impacto medioambiental. En las ciudades de nuestro entorno, el esfuerzo desde los ámbitos locales son muy diversos; así, mientras que en Córdoba (por exponer un ejemplo que conozco) los niveles de reciclaje de los residuos son muy importantes, en nuestra bendita Badajoz estamos en una situación lamentable. Ya conocemos la incapacidad de nuestro gobierno municipal para tratar ese aspecto tan importante en una ciudad (por cierto, en mi blog voy a incluir una entrada sobre una noticia reciente del HOY que decía que Badajoz es la tercera ciudad más sostenible de España. ¡Serán insensatos!)
En cuanto a las basuras humanas, por sus lenguas y hechos los conoceras. La ultraliberal Aguirre y su camarilla, el negacionista Aznar, el insípido Monago, el innombrable Celdrán,... La pena es que todavía tengan la caradura y bajeza de justificar sus actuaciones, por acción u omisión, que en unos casos conllevan corrupción y espionaje ilegal y en otros sitúan a una ciudad a la cola de nuestro país.

Almásy dijo...

Buenas tardes Paco,
sinceramente pienso que el problema de la limpieza en Badajoz tiene su causa tanto en la ineficacia del consistorio como en la dejadez y la mala educación de buena parte de los vecinos; así como la irresponsabilidad de ambas partes.
Si involucrásemos a la ciudadanía en la propuesta de soluciones, e integrásemos el concepto de sostenibilidad en el “código de buenas prácticas” que hay en proyecto, podríamos situar a nuestra ciudad con el rumbo adecuado ante el escenario de futuro que se nos aproxima.
Por cierto, ambas premisas fundamentales en la implantación de la Agenda 21, la cual brilla por su ausencia en la ciudad de Badajoz, tal y como ha manifestado recientemente el Observatorio de la Sostenibilidad del Ministerio de Medio Ambiente.
Un saludo

Hitos dijo...

Educar. En el caso de la gente de mi edad no debería ser necesario. Ya reciclábamos desde pequeñitos. En mi casa había dos cubos, uno para los desperdicios y otro para "la peste". Y sigo haciendo la misma distinción, solo que el de la peste es cada vez más grande.

La historia está en disminuirlo. Que los embases sean retornables.

Y las otras basuras. Pues como todo, si se cierra una heridita con pus dentro... mal se cura. Eso sí, estará oculta por un tiempito.